Muchas veces escuchamos en medios de comunicación y entidades que ‘es necesario dotar a la infancia y adolescencia de competencias digitales’.  Y poco a poco se van realizando proyectos y acciones interesantes. Aunque en alguna ocasión me haya dado la sensación que se ha entendido que adaptar la educación a entornos 2.0 era únicamente incorporar pizarras digitales en las aulas y ofrecer tablets al alumnado.  

Nos centramos en la tecnología y nos olvidamos de la importancia de educar también en habilidades y competencias en la sociedad del conocimiento, encaminadas a enseñar a educar en la importancia de un uso adecuado de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TICs).

la importancia de la competencia digital

Al final no debemos de olvidar que  Internet es otro espacio más, y al igual que a nuestros/as hijos/as les enseñamos normas de convivencia en diferentes espacios: en la plaza, en el colegio… también tenemos que explicarles la importancia de un buen uso de las tecnologías, no desde una perspectiva alarmante, que peligros puede haberlos en todas partes, sino desde la perspectiva de la oportunidad, emprendizaje, creatividad…

Se trata de fomentar un uso saludable de las tecnologías, enseñándoles la multitud de opciones que les pueden ofrecer:

-Participar.

Es interesante participar con ellos/ellas en una actividad que les motive, compartir emociones, aprender…e internet puede ser un espacio para desarrollar con ellos actividades.

-Educar.

Es una importante herramienta, una potente fuente de información y formación, pero para ello es importante que ayudemos a filtrar dichos contenidos, enseñarles los adecuados, fomentar un criterio de selección, ofrecerles herramientas para que lo identifiquen también como un espacio de comunicación vinculado a la reflexión y conocimiento.  En este sentido, es importante también la creación de comunidades de aprendizaje virtuales.

-Fomentar la creatividad.

Existen multitud de plataformas y proyectos (concursos, blogs, redes sociales temáticas…) que nos permiten de una manera sencilla expresar y compartir conocimientos, experiencias…

Las familias tenemos una importante labor en todo esto. Pero desde los centros escolares también se tiene que empezar a entender que la tecnología no es algo ajeno y debería de  ser normalizada como parte integrada en el  proceso educativo.

Me llama la atención que en determinados centros escolares todavía la comunicación con el profesorado sea a través de post it, que las comunicaciones del centro escolar aún lleguen únicamente en papel, que no se disponga de una web actualizada con calendarios/agendas escolares, que las encuestas para evaluar diferentes actividades del centro no se puedan responder en formato digital… Hoy en día disponemos de muchísimas herramientas para que  tanto para el centro escolar como padres/madres sea todo más  efectivo, sencillo y práctico. Ahorraríamos no sólo en papel, sino también en  tiempo y recursos.

Considero que el mejor ejemplo para hablar de educación digital no es poner tecnología punta en un aula, sino enseñar con el ejemplo. Es imposible que el aprendizaje digital se integre como un proceso normalizado, si desde algunos centros educativos se percibe como algo lejano, difícil de integrar, complicado… Si la incorporación de este tipo de prácticas se  entiende como una complicación, sugerencia o propuesta que modifica el ritmo escolar, entender la educación digital en este contexto, va a ser realmente dificultoso.

Valores positivos

Aún y todo, desde  muchas instituciones y entidades privadas  se están realizando proyectos educativos para que los y las más jóvenes desarrollen competencias digitales, desde una perspectiva basada en valores positivos y sensibilización sobre las oportunidades que ofrece Internet y los riesgos que comporta el uso inadecuado de la red por parte de la población adolescente.

No se trata de ofrecer móviles de última generación, sino de saber transmitir las consecuencias de un mal uso de esta tecnología y de los beneficios y aspectos positivos de un uso adecuado.

Ciudadanía digital

En otra ocasión, hablaremos de estas prácticas adecuadas para fomentar el buen uso de las TICs. Son prácticas necesarias para afrontar una importante y profunda renovación. No podemos seguir con pequeños parches, es necesario un cambio de metodología centrado en el desarrollo de competencias. Y sobre todo, en este  contexto, la educación para la ciudadanía digital debería ocupar su espacio, superando métodos clásicos y engrosando las  áreas necesarias para garantizar este desarrollo de competencias o   normas de comportamiento que conciernen al uso de la tecnología.

The following two tabs change content below.
Apasionada de la comunicación digital, marketing y social media. Soy periodista, webmaster y desde hace más de 12 años trabajo en temas relacionados con la comunicación, con experiencia en estrategia, planificación y gestión de páginas web y redes sociales.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Shares

¡Comparte!

Si te ha gustado el artículo, comparte en las redes sociales. ¡GRACIAS!